Alquiler de coches

 
Gold Plus Rewards
  • ¿Todavía no eres socio/a?  ¡Regístrate!

Hacer una reserva

Buscador de Oficinas

Reserva ya tu coche

16 Dec

Una ruta entre naranjos por Alzira porHertz

Una ruta entre naranjos por Alzira banner

Valencia es conocida internacionalmente por sus playas mediterráneas, pero quienes la conocen biensaben que esta provincia no es solo costa. Las ciudades y pueblos del interior reúnen buen parte de la belleza, el paisaje, las costumbres y la historia valenciana y un claro ejemplo de ello lo encontramos en Alzira, la capital de la Ribera Alta.

 

Regada por el río Júcar y situada al sur de la ciudad de Valencia, esta comarca cuenta con muchos atractivos pese a que no todos los visitantes los conocen. Destacan sus fiestas, su gastronomía y sus cultivos, pues ésta es tierra de naranjas. No en vano, el célebre escritor Blasco Ibáñez se inspiró en su capital, Alzira, para escribir la novela “Entre naranjos”. Y es que esta importante ciudad valenciana, de casi 45.000 habitantes, es pura inspiración para el viajero.

 

Te proponemos comenzar la visita por el centro histórico,  también conocido como el barrio de “La Vila” y considerado Bien de Interés Cultural. Paseando por sus estrechas calles te encontrarás importantes y antiguos monumentos, como el ayuntamiento, del siglo XVI; el Palacio de Casassús, del siglo XVIII, y la popular Iglesia de Santa Catalina. Y si continúas por el barrio, no tardarás en encontrarte con las históricas Murallas de Alzira, todo un símbolo de la ciudad. De origen árabe, se levantaron en el siglo IX para defender la villa y fueron claves en las contiendas de Alfonso el Batallador, el Cid Campeador y la Reconquista.

 

Tras visitar el MUMA (el museo municipal) y el Museo Fallero, te recomendamos alquilar un coche para alejarte del centro y llegar hasta el Monasterio de la Murta, que ha sido centro de peregrinaje de la realeza, la aristocracia e influyentes personajes religiosos. Cuenta con una iglesia rodeada por un claustro central y destaca, además, la llamada torre de los palomos y el portal renacentista presidido por el escudo de la familia Vich, los nobles que propulsaron su construcción.Se sitúa, además, en el conocido como Parque de la Murta, un espacio muy querido por los vecinos de Alzira que fue declarado Paraje Natural Municipal en 2004.

 

Sin duda, recorrer las 760 hectáreas que forman este tapiz verde será toda una experiencia. Aquí podrásdescubrir las ermitas de estilo rupestre del MontCalvari, un sinfín de fuentes, el puente de Felipe II, la almazara de aceite, casas señoriales y peculiares cuevas y simas.Además, desde este parque parten senderos balizados para recorrer las Sierras de Corbera y de las Agulles, entre Alzira y Tavernes de la Valldigna. Y si llegas a las cumbres del Ratlla, del CavallBernat o de les Creus  disfrutarás de impresionantes panorámicas del litoral. Todo un lujo para los sentidos.

 

Rodeada, además, por típicos bosques de naranjosque huelen a azahar, Alzira te ofrece la oportunidad de encontrarte con la historia, el paisaje, los aromas y las tradiciones valencianas.