Viajar en el tiempo en Roma

Page author

por Hertz - 21 septiembre 2018

Hay ciudades en Italia con mucho glamour como Milán, con mucha tradición como Siena, o con paisajes que quitan el hipo como Positano. Pero no hay un rincón con más historia y que te permita conocer mejor la época romana como Roma. Situada en ambas orillas del Tíber, la capital italiana ha sido durante muchos siglos el corazón de la cultura, el arte, la religión y la filosofía occidentales.

Su influencia empezó varios siglos antes de Cristo, y todavía a día de hoy podemos apreciar con nuestros propios ojos por qué se la conoció con el nombre de “Urbe” en mayúscula. Ejemplo de ello son los lugares por los que indagaremos a continuación, o también la red de carreteras que diseñaron en su día los romanos y que hoy puede visitarse sustituyendo el carro por un coche alquilado.

Diversión a la romana

Empezamos por el monumento más conocido de la Ciudad Eterna: el Coliseo. Imagínate que, dentro de él, se celebraban los combates de gladiadores. Al pie del Monte Palatino se encuentra también el Circo Máximo, donde las carreras de carros entretenían a los emperadores. Coge el coche y en diez minutos estarás en las Termas de Diocleciano, los baños termales más importantes de la Antigua Roma.

Los foros imperiales: comercio y vida social

El foro de las ciudades romanas era otro sitio al que acudían para sociabilizar. Visita la zona de los foros imperiales, que conecta el Coliseo con la Piazza Venezia, para tener una idea de cómo se organizaba entonces la metrópolis e intenta visualizar los templos y edificios que ahí se alzaban. El Mercado de Trajano, al otro lado, te servirá para conocer dónde iban a comerciar y comprar los romanos.



Reza como un romano

La que fuera capital romana está hoy poblada por cientos de iglesias, pero hay una que destaca por su particular historia. Erigido por el emperador Adriano, el Panteón de Agripa pasó a ser propiedad de la Iglesia en el siglo VII. La Piazza Navona, a tan solo cinco minutos a pie, sirvió en su día como estadio deportivo pero hoy alberga otro de los templos con más encanto: la iglesia de Santa Inés en Agonía.



Empápate de arte e historia en los museos

Ahora bien, no hay viaje a Roma que valga sin hacer una parada en el país vecino, el Vaticano. En los Museos Vaticanos aprenderás con todo lujo de detalles y a través de las obras expuestas cómo ha ido evolucionando la sociedad romana. Las icónicas esculturas de los Museos Capitolinos, por otro lado, te ayudarán a entender momentos clave de su historia como su nacimiento o el impero de Marco Aurelio.

Roma es, en definitiva, una ciudad apasionante, sobre todo para los amantes de la historia de la civilización occidental. No en vano la capital dispone de la mayor concentración de monumentos por metro cuadrado del mundo. Vayas donde vayas te toparás con un pedacito de historia que querrás inmortalizar con tu cámara de fotos. Y lo mejor es que todavía queda mucho por descubrir.

Page author

Artículo de Hertz

40 Mensajes