Delicious Drives (Rutas con sabor) en España:

Tres de los pueblos más bonitos de España

por Jackie De Burca - 17 mayo 2017

Hace poco me asocié con Hertz en su campaña Delicious Drives (Rutas con sabor). Esta maravillosa ruta incluye un pueblo que solía ser una residencia papal, un pueblo de interior con vistas increíbles, reconstruido por artistas, y un pueblo con una historia asombrosa y unas vistas espectaculares. En cada uno, descubriremos sitios para deleitar al gourmet que llevas dentro.

Morella: un pueblo con una historia asombrosa y unas vistas espectaculares

Después de un estupendo descanso en la tranquilidad que reina en el Molí d'Abad, donde nos quedamos después de nuestra primera aventura culinaria, era el momento de volver a la carretera en nuestro deportivo 4x4. Habíamos marcado Morella en el mapa como nuestra primera parada. El camino de Els Ports a Morella deleita al viajero con unas vistas impresionantes. Yo recomiendo hacer una breve parada en Horta de Sant Joan. Picasso afirmó que aquí fue donde descubrió la naturaleza. El pueblo es precioso; hay un museo Picasso y no se puede dejar de admirar esa belleza natural que inspiró al pintor.

El camino hacia Morella es un verdadero espectáculo. Una carretera estrecha con una pronunciada pendiente, serpentea como esquivando la vegetación que la envuelve mientras se asciende hacia Morella. Gracias a nuestro Opel Mokka 4x4 de Hertz, íbamos comodísimos y disfrutando del paisaje.

Al llegar a Morella, es difícil que no te impresione la espectacular roca que se alza sobre las casas de terracota y las fachadas blancas. En Morella se respira historia, cultura, belleza, folclore, tradición y gastronomía. Por suerte, habíamos elegido ir a verlo el domingo, que es el día del mercado. Las viejas calles empedradas estaban rebosantes de actividad: comerciantes, bonitos puestos, tiendas y visitantes. Pudimos disfrutar de todo esto incluso más que en una visita normal ya que la policía nos escoltó para que pudiéramos pasar con el coche y enseñároslo todo.

Yo ya había estado en Morella en varias ocasiones, pero nunca deja de sorprenderme y nunca me canso de sus largas calles adoquinadas, del acueducto romano y de la enorme oferta gastronómica. Hasta ahora, Morella nunca me ha decepcionado, y esta no iba a ser la excepción.

A comer fuimos a Da Luan, una joya oculta en una calle adyacente al casco antiguo. Cada plato se convirtió en una explosión de sensaciones gustativas. El ambiente fue estupendo, y tanto el personal como los dueños fueron agradables y profesionales.

Viñedos de Vilafamés: una localidad reconstruida por artistas y con vistas increíbles

De Morella cogimos la N-232 hacia Vilafamés, otro de los pueblos más bonitos de España.

El barrio antiguo de Vilafamés data del siglo XI y es de origen musulmán. Estos restos son la base de la estructura urbana y del castillo. Explora callejuelas sinuosas con casas blancas y de terracota a menudo adornadas con maceteros y plantas preciosas. Las vistas al campo son una maravilla, y Vilafamés es como un pueblo boutique con tan solo 2.000 habitantes.

Además de disfrutar del impresionante entorno y de la belleza del pueblo, también puedes catar algunos de los vinos que se elaboran aquí. La familia Mayo García lleva cultivando uvas y elaborando vino desde 1945. De hecho, ahora incluso producen un Reserva Brut ecológico. Visita Vilafamés el sábado o el domingo y podrás disfrutar de una visita a los viñedos junto a una degustación y llevarte una botella de su emblemático vino por 12 €. Es una experiencia fantástica en una ubicación inmejorable.

El camino de vuelta a la costa en nuestro Mokka 4x4 fue muy tranquilo. Nuestra siguiente parada era Peñíscola, donde se grabaron escenas de El Cid y Juego de Tronos. Peñíscola tiene una parte muy moderna, pero también tiene un casco antiguo con vistas al mar y a preciosas playas. De hecho, la llaman la ciudad en el mar. Las callejuelas están llenas de bonitas tiendas, cafeterías y restaurantes. Y todo esto en un castillo templar donde solía vivir un papa. De hecho, ahora se puede comprar un té allí que se llama «Tissana Papa Luna» que, según cuenta la leyenda, es el té que le salvó la vida.

Condé Nast incluyó Peñíscola en uno de sus artículos sobre los pueblos que uno no se puede perder, lo cual no me sorprende en absoluto. Está ubicada 64 metros por encima del mar Mediterráneo, con un robusto muro que encierra las suntuosas calles empedradas. El barrio antiguo de Peñíscola es, sencillamente, especial.

Nos gustaría recomendar uno de nuestros restaurantes favoritos que está ubicado aquí mismo: el restaurante Carmen Guillemot. Los dueños, Carmen y Philippe, son artistas tanto en la cocina como en otros campos. La experiencia gastronómica que ofrece el restaurante Carmen Guillemot es espléndida y Philippe es el anfitrión perfecto. Se puede elegir un menú degustación de temporada por 42 € que es lo que siempre pedimos y que sin duda es una gran opción.

Aquí se puede consultar mi ruta:


Stop one: Valencia – Hertz Valencia Airport

Stop two: Benicassim - Carmelitano

Stop three: Voramar Beach - Villa Route

Stop four: Desierto de las Palmas - Desierto de las Palmas restaurant

Stop five: Delta de l’Ebre - Delta de l'Ebre Natural Park

Stop six: Font de Sant Pere - Font de Sant Pere restaurant

Stop seven: Morella – Morella historic town

Stop eight: Vilafamés - Mayo Garcia Vineyard

Stop nine: Peñiscola – Peñiscola Old Town


Últimos artículos