Una ruta por los parques naturales de Arizona

Page author

por Conrad - 08 febrero 2017

Puede que Arizona no sea uno de los estados más populares de EE.UU, pero lo cierto es que “el estado del Gran Cañón”, que es el apodo con el que se le conoce, cuenta con atractivos turísticos de gran belleza. Además de su paisaje desértico, sus míticos cactus y la cosmopolita ciudad de Phoenix, que es la capital, Arizona cuenta con otro tesoro: los parques naturales. Si quieres descubrirlos, te proponemos una ruta para que los recorras a tu ritmo.


Gran Cañón Colorado

El viaje puede empezar por uno de los lugares más impactantes del planeta, el Parque Natural del Cañón del Colorado. Lo encontramos a unos 450 kilómetros de Las Vegas y cuenta con aparcamiento para dejar el coche. Dispone de tres zonas visitables, sur, oeste y norte. La primera es la más visitada, con el famoso mirador Skywalk sobre un precipicio de más de 1.000 metros sobre el río Colorado. Para los aventureros, recomendamos la zona norte, más salvaje y desconocida. Aunque cualquier vista del cañón se quedará grabada en la retina, ya que es una joya única de la naturaleza.

La siguiente parada de la ruta puede ser el Desierto Pintado, otro de los parques de Arizona. Contar con un coche de alquiler te puede ser muy útil, pues este peculiar desierto se encuentra a 250 kilómetros desde la entrada sur del Gran Cañón. Además, es el mejor medio de transporte para conocer otro parque nacional, el del Bosque Petrificado, ubicado a unos 170 kilómetros del Desierto Pintado. Su visita también impresiona ya que, como su propio nombre indica, nos encontramos ante un bosque fosilizado. Hace millones de años, éste era un bosque frondoso y repleto de agua. Ahora, el paso del tiempo lo ha petrificado todo.


Desierto Pintado

Desde aquí, cuentas con dos opciones. Continuar la ruta hacia el norte te permitirá recorrer el Cañón de Chelly y su emblemático Spider Rock, el Monument Valley y su paisaje al más puro estilo del Oeste americano, y el cañón del Antílope, el único parque de la ruta que está bajo tierra. Otra opción que proponemos es conducir hacia la capital, Phoenix, y tras visitarla llegar, en menos de dos horas en coche, al tercer parque nacional de Arizona, el de Saguaro. Te impresionarán sus dimensiones. De hecho, la ciudad de Tucson lo divide en dos. Es el parque perfecto para los aventureros y su símbolo es el famoso cactus que le da nombre. Aquí, incluso, puedes acampar y disfrutar de la naturaleza más pura. ¿Te atreves a pasar la noche?

Ya ves que Arizona cuenta con muchos espacios naturales para elegir, de gran belleza y millones de años de historia. Son parajes únicos, imponentes y sobrecogedores. Destinos perfectos para perderse… O para organizar una ruta repleta de aventuras y experiencias inolvidables.

Page author

Artículo de Conrad

131 Mensajes