Saborea la experiencia de un viaje por carretera

Page author

por Hertz - 26 febrero 2020

Deleita tus sentidos y disfruta de las vistas y los sonidos de tres de los destinos gastronómicos más famosos de Europa en un viaje culinario por carretera de Barcelona a Génova. Comienza tu ruta en España y disfruta de los bosques, las costas y los pueblecitos pintorescos que encontrarás durante tu recorrido por el sur de Francia mientras te aproximas a tu destino final: Italia.

Elige el vehículo que mejor se adapte a ti y prepárate para vivir un viaje repleto de nuevas sensaciones para tu paladar. Hertz cuenta con una estupenda selección de vehículos, desde coches deportivos elegantes y compactos, hasta furgonetas más grandes y perfectas para familias.

Despierta la pasión de tu familia por la comida



Disfruta de las vistas de la costa y explora las mágicas callejuelas de Barcelona antes de dejar atrás la ciudad para embarcarte en tu propio viaje gastronómico. Las vistas y los frondosos bosques que encontrarás en tu camino hacia la frontera entre España y Francia te dejarán sin aliento.

A unos 100 km de Barcelona, se encuentra la pintoresca ciudad de Gerona, famosa por su arquitectura medieval. Durante esta parada, podrás deleitarte con uno de los placeres de la región: El Celler de Can Roca. Este restaurante familiar está dirigido por los tres hermanos Roca, y cada uno de ellos está especializado en una parte diferente del viaje gastronómico que emprenderás en cuanto entres por la puerta.

El Celler de Can Roca se fundó en 1986. Desde entonces, el restaurante y los hermanos han recibido numerosos reconocimientos culinarios, además, dos miembros de la siguiente generación se han incorporado al negocio familiar. Su madre sigue preparando el almuerzo del personal a diario, mientras que los hermanos se centran en ofrecer los mejores platos, vinos y postres a sus comensales.

El menú ofrece comida mediterránea, española y catalana, y tiene platos vegetarianos y sin gluten, así que todo el mundo puede caer en la tentación de sus sabores.

Saborea las delicias de la campiña francesa



Una vez pasada la frontera con Francia, recorrerás los preciosos campos verdes que contrastan con el azul turquesa de los lagos. Haz una parada en la ciudad francesa de Juvignac y visita Bistrot de Fontcaude para sumergirte en una auténtica experiencia gastronómica.

Durante los meses de verano, tienen una terraza con unas vistas preciosas donde disfrutar de la brisa y los rayos del sol mientras degustas una selección de especialidades de la zona.

Quédate un poco más y pasa un día en el Golf Resort Montpellier Fontcaude antes de dirigirte a la siguiente parada de tu recorrido. Cuando tus sentidos se hayan satisfecho con Juvignac, es hora de volver a la carretera y continuar tu viaje por varios países de Europa dirigiéndote hacia el este.

Sumérgete en la elegancia de la cocina con estrella Michelin



En tu trayecto entre Francia e Italia, pasarás por el Parque Natural Regional de la Camarga. Aprovecha para disfrutar de la belleza salvaje y natural de la región antes de continuar con tu ruta a través de las montañas y los frondosos bosques que conducen hasta Èze.

En esta última parada en Francia, haz una visita a La Chevre d’Or. El restaurante gastronómico del hotel La Chevre d’Or no solo ofrece especialidades dignas de dos estrellas Michelin, sino también unas vistas realmente impresionantes.

Para que tu experiencia sea aún más especial, el restaurante tiene  código de vestimenta elegante. Ponte tus mejores galas y saborea exquisiteces preparadas con maestría, desde langostinos hasta pichones, todo ello presentado cuidando hasta el más mínimo detalle.

Un océano de sabores

Despídete de Francia y dirígete hacia la ciudad costera de Génova, donde disfrutarás de los sabores y delicias de Italia. El broche de oro para tu viaje «gourmet»: culmina tu recorrido culinario con una pizza tradicional o un plato de pasta en uno de los pequeños locales de la ciudad.

Page author

Artículo de Hertz

105 Mensajes