Por el vecindario: San Diego, barrio a barrio

Page author

por Lucia - 15 diciembre 2016

Grande, vibrante y cambiante, la ciudad más sofisticada de América puede ser un poco abrumadora al principio. Pero San Diego es manejable si la dividimos en diferentes barrios, cada uno con su propio estilo y personalidad. Una vez los conozcas, moverte a través de ellos es bastante simple. Aquí tienes una guía de los principales barrios de San Diego.

El puerto

Éste es un buen lugar para comenzar a conocer la ciudad. Presidido por las altísimas torres gemelas del Hotel Manchester Grand Hyatt (que siempre te pueden servir para orientarte si pierdes el rumbo) es sorprendentemente bonito para ser un puerto. Si quieres una vista diferente de la ciudad, puedes reservar uno de los muchos tours que se ofrecen desde el puerto, con barcas rápidas o cruceros tranquilos. A los frikis del mundo militar les encantará ver los buques de guerra navales que están allí atracados - especialmente el USS Midway, un porta-aviones convertido en museo. Y una vez al año, durante la Semana de la Flota, incluso se puede visitar la base naval.

Centro                                                                    

El centro es diferente en cada ciudad. En San Diego aquí encontrarás tanto el distrito de negocios – con relucientes bloques de edificios urbanitas –  como el distrito de Gaslamp Quarter, repleto de bares, restaurantes y galerías de arte. Por supuesto, puedes contratar alguna excursión, pero es más divertido si lo exploras por ti mismo. En vacaciones se celebran desfiles y se ofrecen bonos especiales.

La pequeña Italia

A sólo unas manzanas del centro, el ambiente cambia de nuevo. “Little Italy”, o la pequeña Italia, como su nombre indica, es el hogar de todo (y todos) lo italiano. Y se está convirtiendo en un famoso destino gastronómico. De hecho, es casi imposible recorrer el barrio sin pasar de un restaurante a otro. Aunque lo que más les gusta a los amantes de la gastronomía es el “Little Italy Mercato”, es decir, el mercado italiano. Los sábados por la mañana en este colorido mercado de puestos de agricultores se vende de todo, desde ostras frescas hasta tomates y ramos de flores.

Coronado

Tras un corto trayecto en coche desde el centro de la ciudad se llega a Coronado Island, donde se puede ver cómo vive la otra mitad de San Diego. Para llegar hay que cruzar el puente de la carretera de Coronado, una delicia arquitectónica. Las mansiones del paseo marítimo, que datan de 1888, son de varios estilos, desde casas españolas hasta mansiones Tudor. Pero lo más conocido del barrio es el "Del", el Hotel del Coronado, donde se rodó “Con faldas y a lo loco” y donde sirven un peculiar almuerzo los domingos.

La Jolla

Al norte del centro de la ciudad, la costa de San Diego cuenta con varias playas y pueblos, de los cuales La Jolla es uno de los más bonitos. También puedes ir a Villa Pastel, con vistas a la ladera, y recorrer la zona de tiendas de lujo. En verano, las playas están llenas y son muchos los visitantes que optan por dar un paseo en kayak para ver las calas de La Jolla. Te puedes encontrar lobos marinos y pelícanos en el camino. Y en el cielo, verás parapentes flotando desde los acantilados. Si te atreves a dar el salto, reserva un vuelo en Torrey Pines Gliderport.

Page author

Artículo de Lucia

31 Mensajes