Italia: Para y disfruta del trayecto con Hertz

Page author

por Hertz - 13 julio 2017

¿Por qué elegir un solo destino para ir de vacaciones cuando con un coche Hertz puedes ver mucho más?

Nuestros productos y servicios te dan total libertad para que puedas disfrutar de un viaje sin complicaciones y planear todas las paradas que quieres hacer por el camino.

Este verano, queremos invitarte a saborear el viaje, no solo el destino. Nos hemos asociado con los expertos en viajes de Culture Trip, un sitio web sobre estilo de vida y cultura, para descubrir algunas de las mejores paradas que puedes hacer al conducir por Europa este verano.

Descubre algunas de nuestras favoritas en toda Italia:

Vinci – Toscana, Italia

A algo más de mitad de camino entre Pisa y Florencia, párate a conocer la ciudad natal de uno de los artistas más famosos de la historia. Vinci es un pequeño y pintoresco pueblo típico de la Toscana y conocido gracias a su residente del siglo XV, Leonardo da Vinci, uno de los fundadores del Renacimiento.

Al estar ubicado entre colinas bajo los Apeninos y rodeado de terrenos con hileras de olivos y viñas, el pueblo deleita a los visitantes con las espectaculares vistas del valle desde la plaza principal, así como con la visita de la casa de Leonardo y un museo didicado a su vida y a su obra.

El Museo Leonardiano, recreado a partir de las detalladas notas del artista, ha construido modelos a escala real de las invenciones de Leonardo: de bicicletas, coches, y máquinas voladoras a un traje de baño y armas que el inventor ideó mucho antes de que se desarrollaran en los siglos posteriores. Hay un museo como este en el centro de Florencia, pero ya que Vinci está a tan solo 35 minutos en coche, ¿por qué no disfrutar de estas maravillas de la ingeniería cerca de la propia casa de este genio? Después, saborea la verdadera cocina toscana en sitios como La Toretta con menús con un toque regional.

Vinci – Toscana, Italia © stefano_marinar/Shutterstock

Civita Di Bagnoregio – Viterbo, Italia

A la mágica Civita Di Bagnoregio solo se puede acceder tras cruzar un puente peatonal suspendido a gran altura sobre un valle, así que aparca el coche y sal a explorar. Es uno de los pueblos de montaña más bonitos que existen y sin duda una parada inolvidable de camino a Roma.

Está a 119 km al norte de Roma y solo tiene 10 habitantes. La entrada principal es un enorme pasaje de piedra que construyeron los etruscos hace 2500 años y que en el siglo XII se decoró con un arco románico.

Situado sobre escarpados acantilados y con vistas a profundos cañones, el recomendable restaurante Alma Civita, cuyo chef solo trabaja con productos de la zona, te invita a disfrutar de una comida y un vino deliciosos. La comida, una reinterpretación moderna y sofisticada de los platos regionales tradicionales, tiene una presentación impecable. El restaurante, regentado por la familia Rocchi, que lleva siglos en esta región, se especializa en pasta y pan elaborados a mano. ¡No te puedes perder la foccacia con sal negra y romero!

El presidente de la región ha afirmado que el pueblo «es uno de los lugares más bonitos del mundo» y la UNESCO está contemplando declararlo Patrimonio de la Humanidad. El pueblo está construido sobre ceniza volcánica y la erosión del suelo es un serio problema, ¡así que ve a ver esta «Joya de la Colina» en toda su gloria mientras puedas!

Civita Di Bagnoregio – Viterbo, Italia © canadastock/Shutterstock

Sperlonga – Latina, Italia

A mitad de camino entre Roma y Nápoles se encuentra Sperlonga, un precioso pueblo costero en el sur de Lazio que merece que te pares a verlo. Sus casas pintadas de un blanco impecable se concentran en un abrupto peñón y las muchas escaleras de las calles llevan al viajero a miradores inesperados con vistas al mar.

Bajo el pueblo hay dos playas en forma de media luna que han recibido la prestigiosa certificación medioambiental «Bandiera blue d'Europa» (Bandera azul europea) en múltiples ocasiones por la limpieza del mar y la excelente calidad de sus kilométricas playas.

Se sabe que el emperador Tiberio (14 - 37) fue el propietario de varias mansiones de la zona durante su imperio. Conocido como «la Caverna» o «la Gruta de Tiberio», este lugar fue donde el emperador se refugió y esquivó la muerte cuando el techo de su mansión empezó a ceder. Hoy en día se pueden explorar las ruinas de lo que fue la morada de este gobernante romano.

Para degustar una comida de temporada y típicamente mediterránea, ve a Gli Archi. Elaborados con simplicidad y autenticidad, los platos de pasta, preparados con marisco fresco de la zona, son lo más destacado.

Sperlonga – Latina, Italia © fischers/Shutterstock

Este verano, vayas donde vayas, #goviahertz.

Page author

Artículo de Hertz

40 Mensajes