Lyon secreto: los tesoros escondidos de la ciudad francesa

Page author

por Hertz - 30 diciembre 2019

Siendo una de las ciudades más importantes de Francia, no es de extrañar que Lyon sea el destino perfecto para disfrutar de la gastronomía francesa y conocer el arte y la historia del país. Difícilmente puedes explorar todos sus rincones en un solo día, pero en esta guía hemos intentado reunir algunos de sus secretos mejor guardados y puntos de interés turístico que todo el mundo debe conocer. Verás qué fácil es hacer de tu visita a Lyon un recuerdo para toda la vida.

Los murales de Lyon

Puede que Lyon no tenga el Louvre, pero sí que encontrarás uno de los museos más interesantes de todo el país. Para ello no hace falta que compres una entrada ni hagas cola para entrar. Bastará con que pasees por las calles de la ciudad, cuyos edificios están decorados por murales y frescos que te dejarán con la boca abierta. Algunos de los más conocidos y espectaculares son el Mur des Canuts, el Mur des Lyonnais, el muro del cine, el de Paul Bocuse y el de Jean Moulin.



Mercadillo Les Puces du Canal

Lyon es la ciudad perfecta para los más alternativos, y no solo en cuanto al arte se refiere. El concurrido mercadillo de Les Puces du Canal, situado en el número 5 de la calle Rue Eugène Pottier, ofrece la oportunidad perfecta para aquellos en busca de piezas de segunda mano y antigüedades. Fue inaugurado en 1995 y desde entonces se ha convertido en uno de los sitios preferidos de los lioneses. De hecho, se calcula que recibe medio millón de visitantes cada año.

Los traboules de Vieux Lyon

La palabra francesa traboule describe los pasajes que atraviesan los patios interiores de varios edificios. Pese a estar también presentes en otros puntos de la geografía francesa, este concepto se asocia sobre todo a la ciudad de Lyon. Aunque solo sea por eso, ya es parada casi obligatoria perderse por los más de 500 callejones que hay en esta localidad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La mayoría de ellos se sitúan en el barrio histórico de Vieux Lyon.



Parque de la Tête d’Or

Pasear por uno de los parques más grandes de Francia nunca va a pasar de moda. Es el lugar ideal para los más románticos, para aquellos que quieran salir a correr o para las familias que necesiten tener contacto con la naturaleza. Es muy recomendable visitar su jardín botánico, sus múltiples invernaderos, su velódromo y los varios monumentos distribuidos a lo largo de sus 117 hectáreas. Se organizan actividades de ocio constantemente: de exposiciones a proyecciones de películas.

De Lyon, se dice que es la ciudad de la seda. La popularidad de sus tres grandes universidades demuestran que también es una ciudad estudiantil. Los paseos por la orilla del Saona y el Ródano hacen de ella un lugar ideal para una escapada romántica. Y los tesoros escondidos que te hemos descubierto en este artículo prueban que, por encima de todo, es una ciudad con una magia especial que no deja indiferente a nadie. Te avisamos: te será difícil despedirte de ella.

Page author

Artículo de Hertz

96 Mensajes