Lugares imprescindibles en Alicante

Page author

por Lucia - 19 abril 2018

La autopista del Mediterráneo, conocida también como AP-7, es uno de los ejes más importante del país. No en vano comunica toda la costa mediterránea. Es una ruta perfecta para conocer el paisaje, los pueblos y las gentes desde Francia hasta Algeciras y durante el trayecto, además, se pueden conocer ciudades tan sorprendentes como Alicante. Situada junto al mar, y con más de 330.000 habitantes, es el segundo municipio más poblado de la Comunidad Valenciana. Presume también de ser una bonita ciudad portuaria, con extensas playas y un clima bondadoso.

Y, por si esto fuera poco, Alicante ofrece al visitante una extensa red de carreteras para recorrerla fácilmente.  Además de la AP-7, la ciudad cuenta con la A-70, una circunvalación que le permitirá recorrer todos sus atractivos y que le llevará también a otras localidades alicantinas importantes.

Lucentum

La primera parada que le proponemos en la capital alicantina es Lucentum. Tras alquilar un coche en Alicante podrá llegar fácilmente hasta este yacimiento arqueológico, uno de los más importantes de la Comunidad Valenciana. Se localiza a 3 kilómetros del centro de la ciudad en el área conocida como Tossal de Manises y aquí se hallan restos de la antigua Alicante romana.

Benacantil y Castillo de Santa Bárbara

Tras viajar al pasado romano, le proponemos ponerse al volante y seguir viajando por la historia alicantina. Puede aprovechar las cuatro ruedas para subir hasta el monte de Benacantil, donde se encuentra el Castillo de Santa Bárbara, una de las fortalezas más grandes de toda la Península Ibérica. Desde este castillo podrá disfrutar de unas visitas espectaculares de toda la ciudad.

Cuevas de Canelobre

También le instamos a conocer los alrededores de Alicante. Si conduce 26 kilómetros por la CV-773 en dirección a Busot, podrá explorar una maravilla de la naturaleza. Nos referimos a las Cuevas de Canelobre, que se formaron hace 145 millones de años. En su interior le esperan más de 80.000 metros cuadrados de pasadizos donde el agua y la roca han formado todo tipo de formas como estalactitas, estalagmitas o medusas. Una de las bóvedas, incluso, es conocida con el sobrenombre de “La Sagrada Familia”.

Tabarca

¿Y qué le parecería terminar la ruta por Alicante en una isla paradisíaca? Para ello le proponemos utilizar el coche para llegar hasta la localidad de Santa Pola, a 30 kilómetros de la capital. Desde allí podrá coger un barco que le llevará a Tabarca, la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Sus aguas cristalinas son Reserva Marina del Mediterráneo, por lo que Tabarca es un paraíso para los aficionados al buceo. Aquí también encontrará tranquilas playas y calas, así como paisajes rocosos repletos de encanto y buenos restaurantes para saborear la auténtica comida mediterránea.

Ya ve que la ciudad de Alicante y sus alrededores conforman un paisaje más que sorprendente para recorrer mientras conduce. El mar y la montaña serán sus copilotos y siempre viajará con un clima bondadoso en la mochila. Solo tiene que bajar la ventanilla y dejarse llevar por los encantos de Alicante.

Page author

Artículo de Lucia

31 Mensajes