Los barrios más vibrantes de San Francisco

Page author

por Hertz - 27 noviembre 2018

Si hay una ciudad que no te puedes perder en tu viaje a Estados Unidos, esa es San Francisco, California. Cualquier época del año es buena para visitar sus impresionantes paisajes, que ofrecen algo único en cada estación. La ciudad cuenta con una gran variedad de actividades todo el año, y es parada obligatoria para aquellos que visitan las ciudades más importantes de Estados Unidos. La mejor forma de viajar y de disfrutar de esta ciudad es alquilando un coche, lo que te permitirá acceder a todos sus secretos sin tener que depender de otros transportes y horarios establecidos en tu viaje.

Esta ciudad histórica fue fundada en 1776 por los colonos españoles, nombrada en honor a San Francisco de Asís. Con una apasionante historia, la ciudad tiene diversas influencias del paso de colonos europeos y rusos, y pasó a formar parte de México hasta que finalmente, en 1846, fue declarada territorio de Estados Unidos.

Hoy en día, su pasado contribuye a su encanto y se entrelaza con su futuro. La ciudad es sede de gran número de empresas de nuevas tecnologías en un enclave sin igual. Cuando se piensa en San Francisco, nos vienen a la mente imágenes de paisajes llenos de color de los que el puente Golden Gate es protagonista, y de un ambiente vivo y eléctrico como el que se respira en sus barrios más vibrantes que mostramos a continuación.

North Beach y Little Italy

El distrito de North Beach y el pequeño barrio de Little Italy (la pequeña Italia) está situado al noreste de la ciudad. Los edificios de este barrio se diferencian por su encanto y colorido y sus calles están repletas de establecimientos italianos como restaurantes, heladerías y cafeterías. Lo mejor es comenzar la visita en el cruce entre Broadway Street y Columbus Avenue. Visita la colina de Telegraph Hill, donde podrás subir a la emblemática Torre Coit. La atracción abre de 10:00 a 17:00, podrás consultar los horarios en las fechas de tu visita y reservar tus billetes en la página web de parques y atracciones de San Francisco: https://sfrecpark.org/destination/telegraph-hill-pioneer-park/coit-tower Más tarde, relájate en el Vesubio Café, lugar icónico donde podrás disfrutar de sus especiales cócteles rodeado de historia. El café se encuentra en el número 255 de Columbus Avenue.

Russian Hill

Esta tranquila zona residencial cuenta con magníficas vistas sobre la bahía. En este barrio se encuentra la famosa calle Lombard Street, conocida en todo el mundo como la calle más empinada con sus curvas imposibles bajando la ladera de la colina. La zona está repleta de restaurantes, tiendas de variedades, cafés y bares variopintos, incluido un pequeño barrio francés entre Green y Polk Street. Podrás subir al icónico cable car, el funicular que conecta toda la ciudad, línea Powell-Hyde, para acceder al corazón del barrio de Russian Hill. Acércate a Lombard Street para ver cómo los coches descienden por la empinada cuesta como si se tratara de una montaña rusa. La calle da pie también a interesantes fotografías. También puedes admirar las impresionantes vistas sobre la bahía de San Francisco que ofrece el barrio.

Mission District

El barrio más antiguo de San Francisco recibe su nombre de la Misión Dolores, como apodaron los españoles a la primera colonia. En este barrio se halla también el edificio intacto más antiguo de la ciudad, también llamado Misión Dolores. Pero no te dejes llevar por estereotipos, este barrio es también uno de los más modernos y populares de San Francisco. Sus calles gozan de gran diversidad étnica y cultural, y hacen del barrio un encuentro de múltiples nacionalidades. Caminando por esta zona podrás encontrar taquerías, mercados de segunda mano, murales decorados o innovadores restaurantes. Si hay algo que este barrio puede ofrecer es opciones para disfrutar exquisita comida de todo el mundo: local, persa, vietnamita, tailandesa, india... de mano de renombrados chefs. Acércate al atardecer al parque Misión Dolores para relajarte después de un día ajetreado y disfrutar de una de las mejores vistas de toda la ciudad. Si quieres vivir la experiencia como un lugareño, puedes pasar primero por uno de los mercados de la zona para hacerte con provisiones para tu tarde de parque.



Chinatown

El barrio de Chinatown se halla en el centro de la ciudad, de fácil acceso en cable car o autobús, al sur de North Beach y al oeste del distrito financiero. Este barrio de San Francisco es el enclave chino más antiguo de todo Estados Unidos, y el más grande fuera de Asia. En sus calles podrás descubrir cómo se fabrican las galletas de la fortuna, probar dim sum, visitar sus templos budistas o hacerte con todos los souvenirs que quieras. La puerta de entrada al barrio, Chinatown Gate, se alza en Grant Avenue y Bush Street custodiada por dragones y otros vistosos ornamentos. En el corazón del barrio, en Portsmouth square, podrás ver a los residentes practicando tai chi por las mañanas o jugando a las cartas en la plaza. En Stockton Street, números 1000-1200, se halla la calle comercial más importante, llena de bazares, pescaderías, tiendas de té, herbolarios, establecimientos de fideos chinos y restaurantes. Cada atardecer en Grant Avenue, las luces se encienden en la calle al caer el sol. No te pierdas los bonitos detalles reflejados en los farolillos rojos y verdes en esta hora mágica.

Castro

El barrio de Castro, entre Market street y 18th street, es célebre por ser uno de los más coloridos y dinámicos de San Francisco. Recibe su nombre de la calle principal que lo atraviesa, Castro Street. Famoso por ser el centro de una de las comunidades gay y LGBT más grandes del país, sus calles están repletas de banderas arco-iris, luces de neón, tiendas poco convencionales, teatros y bares. Por el día, en sus bulliciosas calles aún se pueden vislumbrar trazos de la historia y el activismo que el barrio ha vivido en el pasado. Por las noches, el barrio se transforma y se llena de luces y de quienes van en busca del entretenimiento de sus muchos bares, restaurantes y clubs. No te pierdas Harvey Milk Plaza, el Museo de historia LGBT o el icónico teatro Castro en el centro del barrio, en Castro Street, número 429.Por otro lado, el teatro Castro, ubicado en un pabellón de cine de los años 30, merece una visita por su valor arquitectónico y art déco, pero, además, a menudo da la oportunidad de disfrutar de la proyección de conocidos musicales y de unirse cantando frente a la pantalla.Para conciertos de música en directo, el Swedish American Hall es uno de los favoritos en Market Street, número 2174.Si tienes la oportunidad, no te pierdas el último domingo de junio, cuando el barrio cobra vida con la celebración y desfile del orgullo LGBT.

 

Page author

Artículo de Hertz

45 Mensajes