Las mejores escapadas de un día desde Barcelona

Page author

por Hertz - 06 agosto 2019

No hay duda de que Barcelona es un destino internacional que goza de gran popularidad y que tiene gran relevancia cultural, comercial y turística. La segunda ciudad más poblada de España y capital de la comunidad autónoma de Cataluña cuenta también con uno de los puertos más importantes del Mediterráneo. La ciudad embelesa a sus visitantes con sus calles cargadas de historia, sus auténticos barrios, parques, su cultura y rica gastronomía, su celebración del art nouveau de Gaudí y como no, sus playas.

Sin embargo, a pesar de que la ciudad permite pasar días explorándola, muchos visitantes se pierden la riqueza de la región de Cataluña a tan solo un paso de la ciudad. La comunidad autónoma de Cataluña, considerada nacionalidad histórica, limita al norte con Francia y Andorra, al sur con la Comunidad Valenciana y al oeste con Aragón, en un territorio de unos 32.000 km2. La región al noreste de la península es de gran belleza, enmarcada entre montañas y salpicada de pintorescos pueblos y parques naturales, con infinidad de rutas para explorar y disfrutar de su impresionante Costa Brava. Merece bien la pena adentrarse en los alrededores de vuestro viaje y alquilar un coche en Barcelona para no perderse las joyas que esta región tiene para ofrecer.

Con este fin, hemos recopilado las mejores escapadas de un día desde Barcelona.



Girona

Entre los Pirineos y la Costa Brava, esta tranquila ciudad medieval aún rodeada por murallas está a un viaje de hora y media en coche desde Barcelona (a 103 km). El casco antiguo fue construido a orillas del río Oñar, donde se erigen las coloridas Casas del Oñar. La ciudad tiene un gran patrimonio histórico con un importante núcleo medieval, Barri Vell, que comprende la ciudad romana original fundada hace más de 2.000 años y está delimitado por el Paseo de la Muralla. El barrio judío de la ciudad es uno de los más antiguos y mejor conservados de toda Europa. Girona tiene un encanto especial y es ideal para perderse a voluntad por sus calles adoquinadas, estrechos callejones, jardines y miradores que permiten apreciar las mejores vistas de la ciudad. A los seguidores de Juego de Tronos les gustará saber que en esta ciudad se grabaron importantes escenas de la serie.

Sitges

Justo en la costa, a tan solo 40 km al sur de Barcelona, Sitges es ideal para disfrutar de un día de playa en un entorno tranquilo y bohemio. Por el día, sus pintorescas calles con casas llenas de balcones, al igual que su casco histórico, ofrecen bonitos rincones dignos de ser fotografiados. Su paseo marítimo junto al Mediterráneo es ideal para desconectar por un día lejos de la ciudad. Eso sí, Sitges es lo bastante grande como para encontrar también comercios, tiendas y los mejores restaurantes en los que degustar platos tradicionales catalanes. La playa de Sitges es bastante popular y a menudo presenta bandera azul por sus aguas tranquilas para darse un baño. Además, las calas cercanas a esta son perfectas para explorar otras playas menos transitadas. De noche, Sitges se transforma y es conocida por su ambiente festivo y por ser uno de los destinos de turismo LGBT más conocidos del país. La ciudad tiene un importante lugar en el panorama cultural y acoge festivales de gran renombre como el Festival Internacional de cine de Sitges.

El Monasterio de Montserrat

En plena montaña, a 720 metros sobre el mar, el Monasterio de Santa María de Montserrat es una abadía benedictina y un punto de peregrinaje tanto para creyentes como para los que buscan descubrir este símbolo de la cultura de Cataluña. A unos 60 km de Barcelona, el monasterio ha sido testigo de siglos de historia y ofrece increíbles vistas de Cataluña desde la montaña de Montserrat. Sus instalaciones cuentan con un museo de arte que expone obras de artistas catalanes y de otras nacionalidades, una colección de arqueología y un espacio audiovisual.



La Costa Brava

Para disfrutar de playa, la Costa Brava se caracteriza por la calidad de sus aguas en un entorno natural de gran belleza. Comenzando por Blanes, a unos 72 km de Barcelona, la costa hacia el norte ofrece hermosas calas, playas de arena, acantilados y pequeños pueblos que a menudo conservan ruinas medievales. Siguiendo la costa se encuentra Tossa de Mar, un antiguo pueblo pescador, con una fortaleza medieval con bonitas vistas sobre la playa.

Estación de esquí La Molina

A un viaje de 2 horas, la estación de esquí de La Molina os permitirá esquiar en los Pirineos. Ideal para cambiar de aires y gozar de las vistas.

Cataluña tiene mucho que ofrecer más allá de su capital y algo que interesará a cada visitante. No dudes en explorar la región si tienes la oportunidad de visitarla.

Page author

Artículo de Hertz

73 Mensajes