Camí de Cavalls, la mejor alternativa para disfrutar de Menorca en invierno

Page author

por Conrad - 08 febrero 2017

Menorca es uno de los destinos de playa más demandados en verano. Conocida por ser una isla de tranquilidad e infinita belleza, sus calas de aguas turquesas son su principal reclamo para los turistas que la visitan en vacaciones. Pero ¿quién dice que Menorca solo merece una visita en verano? La isla presume de unas temperaturas más que agradables durante todo el año y cuenta con interesantes alternativas para conocerla también en invierno. Recorrer todos los tramos del Camí de Cavalls es un buen ejemplo de ello. Playas, bosques, acantilados… Cada una de las etapas que componen esta histórica ruta te sorprenderá y te permitirá conocer Menorca de otra manera.

Se trata de una ruta de 185 kilómetros y 20 etapas que bordea la costa menorquina. Se incluye entre las rutas europeas de Gran Recorrido y se puede realizar de tres maneras: caminando, con bicis de montaña o practicando running. Sin embargo, si no tienes tiempo o no estás en forma para completarla, te puede ser muy útil alquilar un coche y realizar solo las mejores etapas. Así podrás recorrer la playa de Menorca más rápidamente y llegar antes a los tramos que más te interesen.


Es Grau

Una de las etapas que te proponemos es la que nos lleva desde Es Grau hasta la Cala de Sa Torreta. Se trata del segundo tramo del camino y nos permite recorrer la costa más dócil del parque natural de S’Albufera Des Grau, el más importante de la isla. Si optas por realizar este sendero de 3,5 kilómetros a pie tardarás en torno a una hora.

Si te apasiona el mar, te proponemos el tramo que conduce desde el Cap de Favàritx hasta el Arenal de Morella Nou. Si vas andando, solo tardarás 45 minutos en recorrer los 2 kilómetros que conforman este camino, con la compañía de playas vírgenes y el faro de Favàritx. La recompensa vale la pena: te espera la famosa Cala Tortuga. Se llama así por las tortugas que habitan en la laguna que hay junto a la playa.


Cala Tortuga

Y desde aquí, utilizando el coche podemos seguir recorriendo el Camí de Cavalls y parar en la Playa de Binimel-là. Es donde comienza la ruta por la costa más agreste y espectacular de Menorca, un camino que te conducirá hasta la Cala Pregonda, una de las playas más populares de la isla. Y es que su color rojo y el ambiente que la rodea la hacen especial. Tras disfrutar de ella, te proponemos que sigas andando. A hora y media se encuentra otro lugar mágico, Calderer. Una playa virgen, solitaria, tranquila y con escasa afluencia de bañistas.

En el siglo XIV el rey Jaume II mandó utilizar este camino para proteger la costa y ordenó que siempre hubiera caballos armados para ello. De ahí le viene el nombre. Siete siglos después es más fácil recorrerlo. Viajar en coche nos permite llegar antes a las mejores etapas y nos deja tiempo, además, para descubrir el resto de atractivos de la isla.

Page author

Artículo de Conrad

131 Mensajes