Bolonia: el paraíso para los amantes de la buena cocina

Page author

por Hertz - 25 marzo 2020

Desde un buen plato de pasta hasta el más delicioso tiramisú: la comida exquisita es una de las primeras cosas que vienen a la mente al pensar en un viaje por Italia. Y si quieres degustar los sabores más auténticos del mediterráneo, no puedes dejar pasar la oportunidad de alquilar un coche para explorar la región de Emilia Romaña y su maravillosa capital, Bolonia.

Esta ciudad, de casi 400,000 habitantes, es considerada la capital gastronómica del país, por lo que no nos extraña que se haya ganado el apodo de La Grassa. A continuación, te contamos qué sabores y experiencias no puedes perderte para disfrutarla al máximo.

Prueba las joyas de la cocina local

Bolonia ofrece un sinfín de opciones para los amantes de las pastas. Comienza con los clásicos tagliatelle al ragù, sigue con lasaña verde o gramigna alla salsiccia y termina con unos tortellini in brodo, la pasta que, según la leyenda, fue inspirada en el ombligo de Venus. Cuando te canses de los carbohidratos (si es que esto es posible), elige un plato de mortadela local o no dudes en probar la cotoletta petroniana: un corte de ternera o pollo empanado y frito. En cuanto al postre, opta por una auténtica zuppa inglese.

Restaurantes tradicionales como Trattoria Anna Maria o Trattoria del Rosso son ideales para probar estos manjares (y muchos más).



Saborea los mejores ingredientes regionales

La región de Emilia Romaña es un paraíso no solo para quienes quieren comer, sino también para los que quieren cocinar con ingredientes de lujo. La región es la cuna de los quesos Parmiggiano-Reggiano y Grana Padano, del famosísimo prosciutto di Parma y del vinagre balsámico de Módena. Un verdadero paraíso para aquellos chefs y amantes de la cocina, tanto profesionales como amateurs.

Recorre ferias y mercados

Para completar un plan 100% gastronómico, haz una parada en FICO Eataly World, un parque temático de unos 100,000m² dedicado a la comida. Allí te encontrarás con pequeños locales, tiendas y restaurantes de toda Italia e incluso con una zona dedicada a cultivos y a los animales. Además, podrás participar en clases y talleres sobre distintos temas culinarios. No te olvides de echar un vistazo al sitio web para planear tu visita y adaptarla a tus gustos.

Asimismo, no olvides dedicarle unas horas a la gran oferta de mercados de la ciudad. Visita el Mercato di Mezzo, en el centro de la ciudad, y el Mercato delle Erbe, un favorito tanto para compras como para cenas y almuerzos. Hacia las afueras de la ciudad, los productores agrícolas venden sus artículos en el mercado de Campagna Amica, un lugar que también vale la pena visitar.



Disfruta de la ciudad

Una vez que hayas saciado todos tus antojos culinarios, es hora de recorrer la ciudad de Bolonia. Pasea por la Plaza Mayor, el centro medieval y la zona del Quadrilatero. Piérdete en la infinidad de pórticos y callejuelas de cientos de años. Visita la Basilica di Santo Stefano, la imponente basílica gótica de San Petronio y las dos torres inclinadas, Torre degli Asinelli y Torre Garisenda, que nada tienen que envidiar a la famosa Torre de Pisa.

Bolonia es un destino imprescindible para aquellos amantes del buen comer y una joya para quienes simplemente buscan disfrutar de la belleza urbana. Con platos que no te dejarán indiferente y cientos de años de historia y cultura, es una parada fundamental en cualquier itinerario por Italia.

Page author

Artículo de Hertz

99 Mensajes