Alquiler de coches

 
Gold Plus Rewards
  • ¿Todavía no eres socio/a?  ¡Regístrate!

Hacer una reserva

Buscador de Oficinas

Reserva ya tu coche

07 Mar

Las ciudades volcánicas que deberías visitar porHertz

Las ciudades volcánicas que deberías visitar banner

Con una rica historia de miles de años, un clima cálido, una sorprendente belleza y una gastronomía exquisita, Italia se ha convertido en uno de los destinos turísticos más populares de Europa. Desde las ciudades renacentistas del norte, pasando por las ruinas de Roma, hasta los templos griegos de Sicilia, Italia alberga gran cantidad de lugares históricos de todas las épocas. Dos de los más populares son Pompeya y Herculano, situados en la región sur de Campania, y su visita es fascinante. 

 

Pompeya

En la antigua ciudad romana de Pompeya vivían entre 10.000 y 25.000 personas hasta que en el año 79 el monte Vesubio entró en erupción y quedó enterrada bajo cinco metros de ceniza volcánica y polvo. La ciudad, delimitada por paredes de dos millas de largo, alberga una fabulosa variedad de ruinas del Imperio Romano, muchas de las cuales permanecen increíblemente bien conservadas.

 

El anfiteatro, los templos, los palacios y los baños de Pompeya proporcionan a los visitantes una imagen fidedigna de lo que fue la vida en la antigua Roma, pero ningún edificio destaca tanto como el del Foro, el corazón político, social y comercial de Pompeya. Y aunque las ruinas arquitectónicas de la ciudad son, sin duda, su principal atractivo, también merecen una visita los restos romanos que se pueden encontrar alrededor de Pompeya.

 

El Antiquarium es un museo situado cerca de la entrada de Porta Marina que cuenta con interesantes objetos descubiertos en Pompeya. También alberga moldes de yeso de los hombres, mujeres, niños y animales formados a partir de las impresiones que dejaron en la ceniza.

 

Herculano

Otra antigua ciudad romana destruida por la erupción del Vesubio fue Herculano. Aunque es la vecina Pompeya la más conocida, Herculano también merece una visita. Después de la erupción, la ciudad quedó cubierta por flujos piroclásticos, lo que significa que hoy en día incluso se conservan objetos como muebles y ropa.

 

Debido a su tamaño más pequeño, Herculano es mucho más fácil de recorrer que Pompeya, aunque eso no quiere decir que haya menos cosas para ver. Se considera
Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y contiene edificios públicos, casas romanas y otros edificios como baños. Una de las ruinas más destacadas de Herculano es la Casa del Alivio Télefo, una mansión construida por un gobernador romano. Decorada con suelos de mármol y lujosas paredes, la mansión es un excelente ejemplo de cómo vivían los ricos en Roma. También merecen una visita los arcos de cañón, que se abren a la playa. En esta ubicación tuvo lugar un importante descubrimiento arqueológico en 1980, cuando se encontraron 300 esqueletos.

 

La cercana ciudad de Nápoles se encuentra a poca distancia en coche y alberga el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles. Aquí encontrarás excelentes exposiciones compuestas por piezas no sólo de los alrededores, sino también de la Grecia antigua y del antiguo Egipto.

 

Un viaje a Pompeya y Herculano es una fantástica manera de recorrer una parte de la rica historia de Italia.