Alquiler de coches

 
Gold Plus Rewards
  • ¿Todavía no eres socio/a?  ¡Regístrate!

Hacer una reserva

Buscador de Oficinas

Reserva ya tu coche

09 Sep

Explorando Berlín porHertz

Explorando Berlín banner

Destruida en la II Guerra Mundial y el principal icono de la fractura del mundo durante los años de la Guerra Fría, Berlín ha sufrido más que ninguna otra ciudad la historia bélica del continente europeo en el siglo XX. Sin embargo, la ciudad ha sabido renacer, superar los dramas y convertirse en una de las urbes más estimulantes y socialmente activas de Europa. Y todo ello sin dejar de ofrecer al visitante muestras de un pasado que ha conformado la idiosincrasia de la capital alemana.

 

Sin duda, el primer gran hito turístico de la ciudad es el muro de Berlín que dividió durante casi 30 años a la ciudad en dos. Aún se conservan varios metros de los más de 150 kilómetros de hormigón que separaron la Berlín capitalista de la Alemania Occidental de la Berlín comunista de la Alemania Oriental. Las principales partes del muro que aún se conservan se encuentran en la galería East Side Gallery, el  Memorial del Muro de Berlín en la calle Bernauer y el Checkpoint Charlie, la frontera más famosa entre la parte occidental y la soviética. Estos tres puntos no están cerca el uno del otro por lo que es aconsejable alquilar un coche en Berlín para desplazarse de uno a otro.

 

La Puerta de Brandeburgo es otro de los iconos de la ciudad. Durante la Guerra Fría quedó en tierra de nadie pero su imagen en la fiesta de reconciliación tras la caída del muro la han convertido en uno de los monumentos más importantes. Además, ha sido testigo de los triunfos de personajes históricos y los principales conflictos bélicos que han sacudido el mundo actual.

 

La capital alemana ha sabido ver en la Historia un ejemplo para  aprender y sus calles guardan bastantes recuerdos de los negros años del nazismo. Entre ellos destacan dos: la Iglesia del recuerdo, un templo casi derruido durante los bombardeos del final de la II Guerra Mundial, y el Monumento al Holocausto, un conjunto de 2.711 bloques de cemento repartidos en una superficie de 19.000 metros cuadrados que recuerda a las miles de víctimas del Holocausto judío.

 

Para captar y entender toda la historia de Berlín que tanto atrae a los visitantes, también es recomendable visitar algunos de los museos de la ciudad. Entre ellos destacan el de Pérgamo, el Museo Nuevo, el Museo de la República Democrática Alemana, el Museo Judío y el de la Historia Alemana.

 

Los turistas nunca salen decepcionados de Berlín y es que la ciudad es una muestra de la Europa del siglo XX. Además, la capital alemana es ahora un ejemplo de multiculturalidad y creatividad artística. No en vano, los murales de las paredes son una nueva forma de expresión. Es, sin duda, uno de los destinos europeos más excitantes.