Alquiler de Coches Tennessee

Scroll

Reserva el coche ahora

MSG_SITE_IS_BEST_VIEWED

MSG_REDIRECTING_247

LBL_REDIRECTING

Alquiler de Coches Tennessee

Comienza tu reserva
Lugares de recogida

Por qué Hertz

  • Mejor precio garantizado - en el caso de que encuentres un precio mejor, en Hertz te devolveremos la diferencia
  • Sin cargos por cancelación o modificación.Hasta dos días antes de la recogida del vehículo.
  • No hay extras ocultos que pagar - cubre robos y daños.
  • Disfruta también de conexión Wi-Fi cuando te registres gratuitamente en nuestro programa de fidelidad Gold Plus Rewards. Pincha aquí para más información.

Hertz en Tennessee

Tennessee es ampliamente conocida por su escena musical, pero este estado sureño también es rico en historia y naturaleza. Hay una atracción para todos los gustos: campos de batalla de la Guerra Civil, el gran río Misisipi, aventuras al aire libre y visitas a sitios importantes en la vida de Elvis, como Graceland (su mansión) y Sun Studio (el estudio donde grabó su primer éxito musical). Al alquilar un coche en Tennessee, no olvide visitar el extremo más oriental del estado donde se encuentra el Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes, el parque nacional más visitado de Estados Unidos. A pocos kilómetros de esta maravilla natural encontrará una ciudad llamada Pigeon Forge donde podrá disfrutar de Dollywood, el parque temático de la famosa cantante country Dolly Parton.

El Congreso de los Estados Unidos designó a Tennessee como un área de patrimonio nacional de la Guerra Civil. Cuenta con cinco sitios nacionales, incluidos cuatro campos de batalla y la casa del expresidente Andrew Johnson. Al alquilar un coche en Tennessee, puede aventurarse en estos sitios históricos en su camino entre Nashville, la capital de la música country, y Memphis, la cuna del blues. En Nashville, capital de TN, no pierda la oportunidad de visitar el Grand Ole Opry, el museo de la música country, el museo Johnny Cash y la curiosa réplica en tamaño real del Partenón. Y en Memphis, sumérjase en la historia durante su visita al Museo Nacional de los Derechos Civiles y luego diríjase a la Calle Beale, el lugar perfecto para escuchar blues.