Alquiler de Coches Nueva York

Scroll

Reserva el coche ahora

MSG_SITE_IS_BEST_VIEWED

MSG_REDIRECTING_247

LBL_REDIRECTING

Alquiler de Coches Nueva York

Comienza tu reserva
Lugares de recogida

Por qué Hertz

  • Mejor precio garantizado - en el caso de que encuentres un precio mejor, en Hertz te devolveremos la diferencia
  • Sin cargos por cancelación o modificación.Hasta dos días antes de la recogida del vehículo.
  • No hay extras ocultos que pagar - cubre robos y daños.
  • Disfruta también de conexión Wi-Fi cuando te registres gratuitamente en nuestro programa de fidelidad Gold Plus Rewards. Pincha aquí para más información.

Hertz en Nueva York

Nueva York, conocido como "The Empire State" por su riqueza e importancia a nivel nacional, es un estado lleno de contrastes. El visitante puede contemplar las espectaculares Cataratas del Niágara, navegar en el Lago George, cabalgar por las playas de Long Island o caminar por las calles de Nueva York, la ciudad más poblada de Estados Unidos y asiento del Aeropuerto John F. Kennedy, uno de los más importantes del país. Alquilar un coche en Nueva York le permitirá alejarse del bullicio de la Gran Manzana y recorrer pintorescas carreteras como la Ruta 9 en el valle del río Hudson donde podrá contemplar impresionantes mansiones históricas y tendrá la oportunidad de conocer la ciudad de Albany, capital del estado de NY.

En la ciudad de Nueva York vale la pena visitar la Quinta Avenida, Times Square, Wall Street, el edificio Empire State, la Zona Cero, el puente de Brooklyn y la Estatua de la Libertad. Camine por sus calles y deléitese con la impresionante y variada oferta gastronómica que le ofrece la ciudad que nunca duerme. Si busca parajes naturales, Nueva York cuenta con las Cataratas del Niágara, localizadas en la frontera entre Canadá y Estados Unidos y ubicadas solo a media hora en coche de la bella ciudad de Buffalo. Alquilar un coche en Nueva York también le permitirá visitar la importante zona vitivinícola de Finger Lakes que debe su nombre a once largos y estrechos lagos de origen glacial que parecen los dedos de una mano.