Alquiler de coches Carolina del Norte

Scroll

Reserva el coche ahora

MSG_SITE_IS_BEST_VIEWED

MSG_REDIRECTING_247

LBL_REDIRECTING

Alquiler de coches Carolina del Norte

Comienza tu reserva
Lugares de recogida

Por qué Hertz

  • Mejor precio garantizado - en el caso de que encuentres un precio mejor, en Hertz te devolveremos la diferencia
  • Sin cargos por cancelación o modificación.Hasta dos días antes de la recogida del vehículo.
  • No hay extras ocultos que pagar - cubre robos y daños.
  • Disfruta también de conexión Wi-Fi cuando te registres gratuitamente en nuestro programa de fidelidad Gold Plus Rewards. Pincha aquí para más información.

Hertz en Carolina del Norte

Carolina del Norte se sitúa en la región sur de los Estados Unidos, en la llamada división Atlántico Sur. Su capital es Raleigh, conocida por la gran cantidad de robles que alberga, y la ciudad más poblada es Charlotte, un importante centro financiero del país. Aunque lo que más atrae a sus visitantes es su paisaje.  No en vano, Carolina del Norte posee 483 kilómetros de costas frente al Océano Atlántico y una delgada cadena de islas barrera que se extiende a lo largo de 209 kilómetros en la parte norte: los Outer Banks. Alquilar un coche en Carolina del Norte le permitirá descubrirlas y disfrutar al máximo del mar y los deportes acuáticos. Otra opción es recorrer la autopista Blue Ridge, una ruta de 400 kilómetros desde la entrada del Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes hasta el límite con Virginia y más allá.

Conducir por Carolina del Norte y alrededores

Carolina del Norte es el tercer estado más poblado del sudeste del país, por detrás de Florida y de Georgia. Si lo comparamos con todo el país, es el décimo más poblado de EE.UU. y si tenemos en cuenta sus dimensiones, es el vigésimo octavo mayor, con casi 139.400 kilómetros cuadrados. Si a ello le sumamos la gran variedad de paisajes naturales que alberga, parece obvio que alquilar un coche en Carolina del Norte sea una muy buena idea.

A la hora de conducir por este estado, sí hay que tener en cuenta que se caracteriza por tener un relieve muy variado, desde el nivel del mar en la costa hasta 2.000 metros de altitud en las montañas. Y eso no solo se nota en el clima, que también varía mucho en cada zona, sino también en las carreteras, pues las costeras son más llanas y las de montaña son más estrechas y sinuosas.

Lo importante, no obstante, es que Carolina del Norte es el segundo estado con la red de carreteras más grande de EE.UU. Durante su viaje podrá utilizar tanto autopistas interestatales, como carreteras federales y carreteras estatales. La Interestatal 26, por ejemplo, cruza todo el estado y la conecta con Tennessee y Carolina del Sur. La I-40 es otra de las vías autopistas más importantes, con más de 4.100 kilómetros de longitud y 8 estados conectados. Y, por supuesto, todo conductor que visite este estado debería aprovechar la oportunidad de circular por la hermosa ruta que ofrece la carretera Blue Ridge, con las impresionantes vistas de las Grandes Montañas Humeantes.

A la hora de conducir en los EE.UU., tenga en cuenta que cada estado suele tener su propia normativa de tráfico. Le recomendamos que cuando alquile su vehículo en alguna de nuestras oficinas pregunte sobre ello al agente. Lo mismo ocurre en cuanto a los límites de velocidad, aunque suelen oscilar entre las 25 millas por hora (40 km/h) para las calles de la ciudad y las 65 millas por hora (105 km/h) en autopistas.

Una rápida guía de Carolina del Norte

Alquilar un coche en Carolina del Norte es una idea inmejorable para recorrer a su ritmo y en el orden que prefiera sus principales ciudades, sus hermosas montañas y sus paradisíacas playas. Es probable que llegue a Carolina del Norte en avión y también es muy posible que aterrice en los aeropuertos de Raleigh o de Charlotte, las dos ciudades más importantes. En ambos casos, en estas instalaciones encontrará una de nuestras oficinas para que, en cuanto aterrice, elija el vehículo que mejor se adapte a su viaje.

Universidades

Si aterriza en la capital, podráconocerelárea conocida como el “Triángulo de la Investigación”, compuesto por las universidades de las ciudades de Raleigh, Durham y Chapel Hill. El Aeropuerto Internacional Raleigh-Durham se ubica a menos de 10 kilómetros alnorestedeMorrisville, y a mitad de camino entre Durham y Raleigh, sirviendo también a ciudades como Cary y Chapel Hill. Alquile un coche en el aeropuerto y en menos de media hora estará en Raleigh, la capital de Carolina del Norte. Recorra la ciudad de los robles y visite el Museo de Arte, el Capitolio y Joel Lane House, una de las casas más antiguas de la ciudad.

Cultura

Durante su estancia en Durham, podrá conocer el Museo de Arte Nasher y perderse en los Jardines Sarah P. Duke. También le proponemos visitar la encantadora ciudad de Chapel Hill y llegar a Cary, un pintoresco pueblo que alberga la Reserva Natural Hemlock Bluffs, donde podrá ver cientos de abetos y recorrer casi cinco kilómetros de senderos naturales.

Naturaleza

Si opta por comenzar su viaje en el Aeropuerto de Charlotte, le espera el segundo centro financiero más importante del país, por detrás de Nueva York. Pero en Charlotte, además de oficinas y bancos, también encontrará muchos atractivos. Por ejemplo, se encuentra la zona Fourth Ward, con grandes árboles y hermosas casas victorianas, así como la Plantación Rosendale. Se trata de una plantación de algodón construida en 1815 por Archibald Frew. Podrá recorrer su interior y disfrutar las áreas verdes que la rodean. Es una joya de la historia.

Ya sabe que también le instamos a recorrer la autopista Blue Ridge para disfrutar de un viaje en coche inolvidable. Podrá completar una ruta de 400 kilómetros desde la entrada del Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes hasta el límite con Virginia. Se trata del parque nacional más popular de Estados Unidos, un inmenso bosque situado entre Carolina del Norte y Tennessee entre cuyas vistas se incluyen los Apalaches.

Outer Banks

Y si lo que le gusta es el mar, su destino son los Outer Banks, un lugar ideal para escaparse y relajarse junto a las olas. Además, estas playas son perfectas para practicar deportes acuáticos. En este itinerario costero también encontrará caballos salvajes, pueblos pintorescos y faros panorámicos. Para llegar, la Highway 12 (autopista 12) conecta con la mayoría de los Outer Banks. La ruta cubre las islas de Bodie, Hatteras y Ocracoke.